Malabo:  25°C | Rocío: 23°C
   Madrid:  08°C | Rocío: 08°C
 Malabo 3:37     Madrid 3:37
Jueves, 13 de diciembre de 2018
Logo de genet

YA FUNCIONAN AUTORES Y ANUNCIOS INSTANTANEOS. MEJORANDO!

      Buscar: en:   Noticias   Enlaces   Anuncios  

Login

Home
Intro/Ayuda
Noticias
Anuncios
Autores
Lenguas
Foro de Debates
Apuestas
Quiz
Calculador de Francos CFA a Euro
Calculador de Euro a Francos CFA
F CFA <---> Euro
Cambios Recientes
Contacto
Suscribirse
Foro/Chat
Estadística
Enlaces
Documentos
Promoción
Su página de inicio
Recomendar

¡Viva Patricio Nbe!

Visitas desde
06/02/2003 :


Galeria de Ilustres de Guinea Ecuatorial

Formato para impresión Email anterior Noticias posterior Compartir en Twitter

Editorial

EL PRESO FELIPE ONDO OBIANG ALOGO


publicado por: Celestino Okenve el 24/12/2003 01:53:53 CET

PETICIÓN DE ACCION URGENTE PARA FELIPE ONDÓ OBIANG ALOGO.

Felipe Ondo Obiang Alogo, de 65 años, dirigente de Fuerza Demócrata Republicana (FDR) está recluido en la Cárcel Pública de Evinayong (centro de la región continental de Guinea Ecuatorial) en condiciones que constituyen tortura. Está sometido a régimen de aislamiento y, según nuestra información, su salud física y mental está muy deteriorado. No se le han informado de los motivos de su castigo.

Desde el 28 de julio de 2002 tiene la pierna izquierda encadenada a una pared de su celda, como resultado de lo cual la pierna se ha hinchado considerablemente y le causa dolor. La pierna derecha también le causa dolor como resultado de la fractura que sufrió cuando lo torturaron mientras estaba en prisión preventiva en Malabo. No ha recibido atención médica para esta fractura. Además, sufre frecuentes dolores de cabeza agudos y dolor de oídos. Los informes indican también que tiene problemas auditivos y que sufre ataques de depresión. No ha recibido ningún tratamiento para sus dolencias. Desde su confinamiento, sólo se le ha permitido recibir tres breves visitas de su esposa, de aproximadamente 15 minutos cada una, pese a que, para visitarlo, se tuvo que trasladar desde la capital, Malabo.

En la madrugada del 9 de julio de 2003 Felipe Ondo Obiang Alogo, que cumplía condena de 20 años en la prisión de Black Beach, fué secuestrado por fuerzas de seguridad, que, sin mandato del juez de vigilancia penal lo trasladaron en avión a Bata –la segunda capital, en la zona continental- y posteriormente a la cárcel de Evinayong, a 150 Kms. de Bata. Felipe fue encapuchado y golpeado hasta el desmayo antes de sacarle de la prisión de Black Beach. En Bata fue nuevamente torturado. Su desaparición nocturna causó alarma pues no se tuvo noticias de su paradero hasta transcurrido más de 48 horas. El 12 de junio, las autoridades de Guinea Ecuatorial emitieron un comunicado de prensa en el que negaban categóricamente los rumores sobre la desaparición de Felipe Ondo Obiang y manifestaban que estaba recluido en Evinayong. La misma nota añadía que la cárcel de Black Beach era una prisión abierta donde tendrían los familiares acceso libre. La nota gubernamental añadía que Felipe Ondó estaba propugnando la violencia en la cárcel de Black Beach y su actitud ponía en peligro el clima carcelario y las vidas de otros presos. Se sabe, como manifestaron los propios encarcelados, que las autoridades habían estado presionando durante varios días para que los presos políticos del macrojuicio del 2002 se autoinculparan en un documento, como condición para su liberación. La autoridad moral de Felipe había impedido que los presos políticos claudicaran. Su traslado nocturno y la tortura a que fué sometido esa noche era un castigo a su actitud de resistencia a los propósitos de la dictadura.

ANTECEDENTES
Felipe Ondo Obiang Alogo es actualmente el preso de conciencia de Guinea Ecuatorial que más vejaciones, cárceles y torturas ha sufrido desde que creara, el 4 de septiembre de 1995 el partido Fuerza Democrática Republicana (FDR) junto con Bonifacio Nguema Esono Nchama y Eloy Eló Nve, éstos últimos actualmente exiliados en España. Meses antes a la creación de FDR, Felipe Ondó había dimitido como Presidente de la Asamblea Nacional por estar disconforme con la política seguida por el Presidente Teodoro-Obiang Nguema, caracterizada por una férrea dictadura.

El partido FDR, cuya legalización había sido solicitada en el Ministerio del Interior, se coaligó con el resto de los partidos de la oposición en la Plataforma de Oposición Conjunta (POC), a fin de formar un bloque de cara a las elecciones municipales del 17 de septiembre de 1995. Estas elecciones fueron ganadas por la oposición pero el gobierno manipuló las votaciones negándole el triunfo a la oposición.

Días antes de las elecciones, el 10 de octubre de 1995, Felipe Ondó Obiang y Bonifacio Nguema fueron convocados por el hermano del presidente Armengol Ondo Nguema, entonces Director General de Seguridad, quien les hizo entrega de un “escrito reservado” por el que se les daba un plazo de 48 horas para abandonar la capital Malabo ya que “su presencia en la capital ponía en peligro la seguridad del Estado”. Al día siguiente ambos fueron detenidos y trasladados en avión militar a Bata y después fueron llevados a su distrito de nacimiento Mongomo, prohibiéndoles abandonar la zona. Estando confinados extrajudicialmente, fueron advertidos que Cayo Ondo Mba , Nguema Eyi y Job Obiang, famosos torturadores, se estaban trasladando a Mongomo para acabar con sus vidas. Por ello decidieron abandonar Guinea y refugiarse en la vecina Gabón. El 11 de junio de 1996, uno de los represaliados, Bonifacio Nguema Esono decide abandonar Gabón y se traslada a España en calidad de refugiado político

El 5 de noviembre de 1997, Felipe Ondo y Guillermo Nguema Ela –otro dirigente de FDR y alto cargo del gobierno que luego buscaría el exilio en Gabón- fueron secuestrados en Libreville, capital de Gabón, y se les trasladó a Malabo, tal como se puede leer en el informe del Relator Espacial Sr. Alejandro Artucio que transcribimos a continuación:

”Secuestro en Libreville, República de Gabón (párrafo G E/CN.4/1998/73 de enero de 1998.
Los Sres. Felipe Ondo Obiang Alogo, ex ministro de Estado y ex presidente de la Asamblea Nacional y Guillermo Nguema Ela, ex presidente del Consejo Económico y Social, ambos dirigentes del nuevo partido político ”Fuerza Democrática Republicana” que aún no tiene reconocimiento legal de las autoridades, se entrevistaron con el Relator Especial y el Consultor de derechos humanos. Afirmaron que se encontraban viviendo en la República de Gabón, en calidad de refugiados reconocidos como tales por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), y denunciaron que el día 5 de noviembre de 1997 fueron detenidos en la ciudad de Libreville por efectivos de la gendarmería de aquel país. Luego de varios días fueron trasladados esposados y con los ojos vendados al aeropuerto de Libreville, donde se les entregó a una brigada de la seguridad del Estado de Guinea Ecuatorial. Dicha brigada procedió a trasladarlos contra su voluntad a Malabo, en el avión presidencial de Guinea Ecuatorial que había arribado a Libreville días antes conduciendo al Jefe del Estado quien asistía a una reunión Cumbre de Presidentes. Tras permanecer cinco días privados de libertad en secreto, en unos locales en el centro de la ciudad de Malabo, esposados el uno al otro y en malas condiciones materiales, fueron liberados el 14 de noviembre. Se les informó que el Estado no tenía cargos contra ellos y que podían optar por regresar a Gabón o permanecer en Guinea Ecuatorial; ambos prefirieron esta última opción.

Hay que advertir que la liberación de los secuestrados se debió principalmente a la iniciativa del gobierno gabonés. El presidente Omar Bongó envió al Ministro gabonés del Interior, quien dijo a las autoridades guineoecuatorianas que no abandonaría Malabo hasta ver en libertad a los dos detenidos, como así ocurrió. Hubo también un llamamiento urgente del Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas sobre el particular el 14 de noviembre de 1997.

Al ser liberados se le prohibió a Felipe Ondo trasladarse a la zona continental, por lo que se encontraba de hecho en situación de confinamiento extrajudicial en la capital. El 11 de septiembre de 2000 Felipe Ondó denunció ante el Relator Especial el encarcelamiento y tortura sufrida por el militante de su partido Nsue Macias Nguema Bindang, hijo del anterior jefe de Estado Macias Nguema.

Los dirigentes de FDR, una vez liberados, enviaron una carta al Presidente Obiang solicitando que se procediera a la legalización del partido solicitada dos años antes. Como represalia, los dirigentes y militantes de FDR, entre ellos su presidente Felipe Ondo, fueron juzgados por ofensas al jefe de estado y condenados a 2 años de prisión, saliendo el 13 de marzo de 2001, con la prohibición de abandonar la capital Malabo. Así podemos leer en el Informe del Representante Especial Sr. Volio de 27 de enero de 2000 lo siguiente: “El partido Fuerza Demócrata Republicana, aún no legalizado, sigue esperando su legalización desde 1995. Dirigentes de dicho partido se encuentran actualmente detenidos en las cárceles de Malabo y Bata. El Representante Especial lamenta que las autoridades competentes todavía no hayan examinado la solicitud de este partido, pese que así se previó en los acuerdos de abril de 1997”.

Felipe Ondó y Guillermo Nguema denunciaron ante el Representante Especial Sr. Volio (informe del año 2002) ser víctimas de permanente hostigamiento. El temor de Felipe puede verse mejor expresado en la carta que escribe a su compañero Bonifacio Nguema, exiliado en España, y que reproducimos en el anexo.

El 14 de Marzo de 2002 fueron detenidos Felipe Ondo y Guillermo Nguema. Posteriormente el Presidente Obiang desató una oleada de detenciones extrajudiciales de dirigentes y miembros de la oposición, principalmente del partido político Fuerza Demócrata Republicana (FDR) y sus familiares, pero también de los partidos Convergencia para la Democracia Social (CPDS) y Unión Popular (UP). 144 de ellos fueron sometidos a un juicio sin garantías y 66 fueron condenados, sin causa justificada, a varios años de prisión (ver anexo sobre las penas impuestas en el macrojuicio de julio 2002). Entre estos presos se encontraban además de los mencionados, Plácido Micó Abogo, Secretario General de CPDS y Fabián Nuse, Secretario general del partido Unión Popular. A todos ellos se les acusó de intentar derrocar por la fuerza al gobierno y de atentado contra el jefe del Estado. Ni que decir que todos ellos fueron sometidos a torturas.

Inexplicablemente, fué el preciso momento que eligió la Comisión de Derechos Humanos (58 sesión) para sustraer a Guinea Ecuatorial del seguimiento establecido sobre este país, sin mejora desde 1979 en materia de violación sistemática y constante de los derechos humanos. Dos condenados de ese juicio, Juan Asumu Sima y Juan Ondo Nguema, murieron como consecuencia de los malos tratos recibidos y al hambre impuesto por las autoridades carcelarias. Otros han sido hospitalizados debido a los malos tratos como Lorenzo Asú Nguema, Roque Nve Nso, Salomón Ovenga.

Como consecuencia de la presión internacional se han producido dos indultos, el último de 12 condenados, entre los que se encontraba Plácido Miko Abogo, líder de CPDS. Felipe Ondo y Guillermo Nguema siguen en la cárcel pero separados.

Según manifestó Plácido Miko en Radio Exterior de España al salir de la cárcel “Felipe Ondó Obiang está según informaciones que tiene, encadenado en una celda y en régimen de incomunicación. Nos extraña que Felipe Ondó Obiang se encuentre en esas condiciones siempre que el Ministro de Información (Agustín Nze Nfumu) nos había dicho que el régimen carcelario de Ondo Obiang no iba a cambiar, que estaría siendo visitado por su familia, que podrá dedicarse a la lectura. Pero las noticias que nos llegan de Evinayong son que está encadenado y tiene las heridas infectadas por la oxidación de las cadenas, que pasa tres a cuatro días sin alimentos y sin salir de la celda en medio de su orina y fecales…”
“No se puede entender esa crueldad y trato discriminatorio contra una persona de más 64 años », añadió Plácido Micó casi desesperado.

HECHO QUE PROVOCA EL ACTUAL LLAMAMIENTO
Felipe Ondo Obiang, dirigente de Fuerza Demócrata Republicana, condenado en el macrojuicio de mayo-junio del 2003, es despertado en la madrugada del 09/06/2003, se le encapucha, se le golpea para desmayarle, se le saca de la prisión de Black Beach y se le traslada en avión por la noche hasta Bata. En Bata se le habría sometido a una sesión de tortura. Es atado a la “Etiopía” (muñecas atadas por delante, los codos y los tobillos por detrás) y en esta situación, siempre encapuchado, se le mete en el coche y se emprende el viaje a un lugar que luego se sabría que es Evinayong, a unos 150 Km de Bata. En el trayecto se ven obligados a suavizarle las ataduras, pues con los baches sufría tanto que temieron por su vida. En la cárcel de Evinayong le meten en un local de la prisión sólo cerrado con rejas, en el suelo duro, encadenado; dicha celda se inunda cuando llueve, por lo que está casi en la intemperie, pasto de humedades y mosquitos. Cuando ha pedido que le asista un médico, dicha asistencia no ha sido facilitada. Para verle, lo tiene que autorizar el jefe militar de la Provincia de Centro Sur, cuya capital es Evinayong.
Oficialmente dijeron que el traslado se debió a que Felipe discutió con el Administrador de la cárcel; lo que no fue cierto: simplemente había salido a tomar aire en la costa, como estaban autorizados, de donde fue sacado de malas maneras.

Después del traslado de Felipe a Evinayong, los presos fueron sometidos de nuevo a presiones para que redacten ellos mismos una carta autoinculpatoria, en la que reconocerían su participación en la supuesta intentona golpista, que no se demostró en el juicio, de la que se les acusa . Los días 25 y 26 de junio de 2.003, el Director General de la Seguridad Presidencial y el Administrador de la Cárcel mantuvieron entrevistas con los presos de Black Beach, entre ellos Plácido Mico y Guillermo Nguema Ela, y también con algunos de los presos que siempre han actuado de chivatos de los demás, tales como Laureano Ondo Monsuy y Marcelo Seme Nze; éste, instigado por el Administrador de la cárcel de Black Beach, Numeriano Mangue Ondo, pretendía que los presos firmasen una carta pidiendo perdón al presidente Obiang. No se llegó a acuerdo porque los presos pidieron conocer el contenido de la carta. En realidad sería una carta autoinculpatoria. La idea no sería del administrador de la cárcel, sino de sus superiores, entre ellos el Director General de Seguridad Presidencial que, por su parte, difícilmente puede emprender una actuación de este calado sin conocimiento del Presidente. Al no haberse conseguido este objetivo, las condiciones de encarcelamiento se han vuelto a endurecer: se les cierra las puertas más temprano y se les ha amenazado con mayor endurecimiento cuando el presidente se traslade a Bata a quedarse con el Gobierno durante muchos meses.

Las informaciones recientes indican que se han relajado las condiciones de los presos políticos en Black Beach (Malabo). Pero la situación de Felipe Ondó no ha mejorado sino que se ha degradado y él mismo ha manifestado que teme por su vida.

Tal como se deduce de la información del Anexo 3, la mayoría de los condenados en el jucio de junio de 2002 lo fueron por la relación de amistad o de parentesco con Felipe Ondo Obiang, es decir que se trata de una persecución sistemática a un grupo humano determinado hecho que constituye un grave delito que puede ser visto por el Tribunal Penal Internacional constituido recientemente.

Nvo e´Zang Okenve Mituy
Presidente de Foro Solidario por Guinea Ecuatorial


Fuente: Foro Solidario por Guinea Ecuatorial

¡Nota importante!
El contenido de los artículos publicados no refleja necesariamente la opinión de la redacción de guinea-ecuatorial.net
Véase también la declaración sobre el uso de seudónimos

Usuarios en linea: 24


Noticias
Recientes

Síguenos en:

© Guinea-Ecuatorial.net (Nvo Zang Okenve 2004 - 2014) - Foro Solidario por Guinea. Todos los derechos reservados. email: info@guinea-ecuatorial.net